jueves, 4 de febrero de 2010

MI CONFIDENTE LUNA

Eres la luz tenue que ilumina mi vida,
timida ...vacilante
Cuando con mis manos aferro los hierros de la ventana
de la carcel en la que habito,
asomo con mirada triste y curiosa
para verte.

Solo a traves de ti soy capaz de mirar al mundo,
discreto desde donde nadie me ve,
desde donde todo lo observo,
complaciendome con las siluetas
y las apenas imperceptibles sombras
hasta donde tu claridad lo permite.

A veces alcanzo a ver mas
pero todo depende de tus ciclos.
Proscrito al mundo
renuncio al color del dia
desde el amanecer al ocaso
no dañando asi con mi tristeza
lo vivo.

Somos complices
en esta noche oscura,
como siempre,
desapercibidos, somos una parte
del mundo.
Ocultandome al alba contigo
duermo en mi carcel
donde aun sobrevivo

14 comentarios:

  1. Hermoso poema en noche de luciérnagas y cantos de cigarra.
    No estamos en la cárcel amigo. Nos tenemos a nosotros mismos y nuestro mundo interior es nuestro propio Universo.
    Me alegra mucho que hayas publicado.
    Felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Espero que me sigas deleitando con tus pensamientos,me haces ver la vida con otros ojos.Gracias

    ResponderEliminar
  3. Me alegra mucho tu vuelta querido compañero de luz. Regresas con una belleza de poema. Me encanta estar aqui y poder seguir disfrutando de tus letras. Un beso grande y mi cariño

    ResponderEliminar
  4. Excelente y reflexivo texto
    un placer pasar a leerte.
    que tengas una feliz semana
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta esa claridad reflexiva de tu poesía.

    ResponderEliminar
  6. Hay un mundo maravilloso en la observación de las cosas sencillas que se nos ofrecen a diario humildemente presentes y apenas vistas. Pararse a mirar, disfrutar, admitir un poco de melancolía.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Tu cárcel es tu refugio, me ha gustado mucho tu poema. Gracias por compartirlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Querido amigo:
    Creo que ambos intentamos dar calor a nuestra alma que se haya refugiada en el frio de alguna oscuridad, y por medio de alzar los brazos, utilizando la escalera de las palabras, alcanzar la calidez de alguna luz.

    Gracias por tus palabras.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Querido amigo, el alma a veces se extingue como el humo entre nuestras manos,y en otras el tiempo crece como las corrientes que el mar intenta apaciguar.
    Somos cárcel y refugio en un cielo de sentimientos.
    Gracias por permitir que sea cómplice en tus letras.

    Besos desde mi corazón.

    ResponderEliminar
  10. Hola!!

    Después de casi dos meses de ausencia por motivos laborales y con el tiempo justito de postear minimamente, ahora ya con dedicación y tiempo, paso a saludarte y ver actualizaciones.

    Siempre es un placer pasara visitarte.

    Con mis mejores deseos de armonía interior, te dejo un relajante y cálido abrazo para tu ser.

    Beatriz

    ResponderEliminar
  11. No pretende ser un apremio, es un echarte de menos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Querido amigo, las sombras se arrastran cuando logramos encender una luz con cada emoción, esa que llena cualquier vacío, como para mí es una emoción encontrarte en tus letras.

    Cree en ellas.

    Gracias poeta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Miguel Angel:
    excelente poema.
    el cuerpo puede ser un vehículo para el alma, no su carcel.
    es un placer leerte amigo.
    aquí me quedaré.
    abrazos

    ResponderEliminar
  14. Si aún existes, búscame en tecla-lasombradelpajaro

    ResponderEliminar